Novedades

El daño auditivo: Sus causas y cómo prevenirlo

El daño auditivo: Sus causas y cómo prevenirlo El ruido es el mayor contaminante ambiental y puede ocasionar daños irreversibles en la audición. La importancia de la prevención, mediante el uso de protectores óptimos, en personas que están permanentemente expuestas a esas condiciones.

El ruido es un sonido desagradable y molesto, con niveles excesivamente altos que son potencialmente nocivos para la audición.

Existen varios mecanismos de exposición a un ambiente ruidoso, esto puede ser de manera continua, fluctuante, intermitente o impulsiva y dependerá de ello la profundidad y la rapidez con la que se desarrolle la pérdida auditiva, aunque en cualquiera de estos casos, es lamentablemente irreversible.

El daño auditivo inducido por ruido es causado por elevados niveles de presión sonora.

La medición de la presión sonora constata que la intensidad del ruido no crece proporcionalmente al crecimiento de los decibeles. Tampoco los decibeles se suman. El ruido es el mayor contaminante ambiental del mundo.

Dificultad para entender conversaciones en ambientes ruidosos, escuchar televisión o responder el teléfono y ocasionalmente vértigos, son algunos síntomas de personas expuestas a ruido elevados que no han sido debidamente protegidas.

Esta enfermedad es indolora y debe prescribirse mediante la aplicación de audiometrías a los trabajadores expuestos a ruido laboral. La prevención del daño auditivo no consiste en la mera entrega de protectores a los trabajadores, sino en un conjunto de actividades controladas. El uso de protectores auditivos es una parte del programa y debe evaluarse el tipo de protector y su nivel de atenuación. Por tanto, es un programa, que comprende la determinación de la exposición al ruido, controles técnicos y administrativos del ruido, protección auditiva, evaluaciones audio métricas y mantenimiento de registros de casos.

Protector auditivo óptimo El factor más importante en la elección es la idoneidad del protector para el ruido ambiental en el que debe utilizarse, con el fin de que el riesgo de pérdida auditiva inducida por el ruido sea mínimo. En segundo lugar, la protección no debe ser excesiva. Si el nivel acústico protegido está más de 15 decibeles (dB) por debajo del valor deseado, el protector induce una atenuación excesiva y se considera que el usuario está excesivamente protegido y, por tanto, se siente aislado del entorno. La comodidad es un aspecto decisivo. Llevar un protector auditivo nunca puede ser tan cómodo como no llevar ninguno.

Muchas sensaciones no naturales, que van desde la alteración del sonido de la propia voz hasta la sensación de ocupación del oído o de presión sobre la cabeza. Las orejeras y los tapones resultan más incómodos en ambientes calurosos porque aumentan la transpiración. El usuario necesita tiempo para acostumbrarse a las sensaciones y la incomodidad que provoca el protector. El protector auditivo óptimo es aquél que el usuario está dispuesto a llevar voluntariamente. Hay una gama muy amplia de protectores auditivos; lo difícil es descubrir el que cada trabajador está dispuesto a utilizar durante todo el tiempo de exposición al ruido.

La exposición al ruido puede provocar alteraciones de la salud. Selección de protectores auditivos Estas son algunas de las recomendaciones a tener en cuenta para la selección de protectores auditivos:
*Debe contener las medidas de protección de los trabajadores contra los riesgos debidos a la exposición al ruido durante el trabajo (niveles, medidas, controles etc.).
*Debe incluir un folleto informativo referenciando la(s) lengua(s) oficial(es) del Estado miembro, todos los datos útiles referentes a: almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, desinfección, accesorios, piezas de repuesto, grado de atenuación acústica, el valor del índice de comodidad que proporciona el EPI, fecha o plazo de caducidad, explicación de las marcas, etc.
*Se debe confeccionar una lista de control con la participación de los trabajadores, para cada sector de la empresa o ámbito de actividad que presente riesgos distintos.
*Es muy importante elegir el protector auditivo óptimo.
*Existen protectores especiales para la atenuación variable según el nivel sonoro, de audiofrecuencia, de transmisión por radio, etc.

Uso de los protectores auditivos Algunas indicaciones prácticas de interés:
*Los protectores auditivos deberán utilizarse mientras dure la exposición al ruido, su retirada temporal reduce seriamente la protección. Hay que resaltar la importancia del ajuste de acuerdo con las instrucciones del fabricante para conseguir una buena atenuación a todas las frecuencias. Al estar mal ajustados presentan una atenuación muy inferior, y en algunos casos producir pérdida de audición inducida por el ruido.
*Algunos tapones auditivos son de uso único. Otros pueden utilizarse durante un número determinado de tiempo (días o de años, según su mantenimiento). Se aconseja al empresario que precise en la medida de lo posible el plazo de utilización (vida útil) en relación con las características, las condiciones de trabajo y del entorno, y que lo haga constar en las instrucciones de trabajo junto con las normas de almacenamiento, mantenimiento y utilización.
*Por cuestiones de higiene, debe prohibirse su reutilización por otra persona. Después de su uso, deberán ser lavados o limpiados, para posteriormente secarlos cuidadosamente.

Nunca serán utilizados más allá de su límite de empleo (o estén sucios y/o deteriorados).

(*) Ingeniero industrial, especialista en Higiene y Seguridad, matriculado del COPIT; docente de la UNT; consultor de empresas sobre seguridad en la industria.


Buscar