ACTOS Y REFLEXIONES POR EL

“La ingeniería es la transformación de la idea en realidad”

Lo expresó el titular del Consejo Provincial de la Ingeniería de Tucumán, Eduardo Costa, quien se refirió a la importancia de esta profesión y sus nuevos desafíos.


DESAFIO. Costa instó a los nuevos ingenieros a no dejarse seducir por el frenesí del bit.
El día 6 de Junio de 1870 se graduó en nuestro país el primer ingeniero, Don Luis Augusto Huergo. Por ese motivo se eligió el 6 de Junio como " Día de la Ingeniería" y el Poder Ejecutivo Nacional lo instituyo por Decreto Nº 3.129/77.
En Tucumán, durante esta jornada, se realizarán distintas actividades conmemorativas, organizadas por el Consejo Profesional de la Ingeniería de Tucumán (COPIT). El presidente de la entidad, ingeniero Eduardo Costa, invitó a participar de la Misa de Acción de Gracias que se realizará a las 11.30 en la Basílica Nuestra Señora de La Merced. Más tarde, a las 12:30, la institución realizará un acto, con la entrega de una frenda floral, en la plaza Independencia. 
Las actividades por el Día de la Ingeniería” que organizó el COPIT seguirán mañana, a las 20.00, en la sede de la institución (Rivadavia 179), con una “Conferencia sobre Seguro Ambiental” y la entrega de diplomas de reconocimiento a los matriculados que pasan a la condición de vitalicios y a otros destacados.
En diálogo con EL SIGLO, Costa resaltó que los ingenieros pueden “ser participes de una transformación e innovación tecnológica que sea motor estratégico de crecimiento. Comprometido con el objetivo de transformar y mejorar el país, Bartolomé Mitre solía decir ‘hay que tomar el país tal como Dios y los hombres lo han hecho, esperando que los hombres con la ayuda de Dios, podamos mejorarlo’; y en este sentido se llevaron a cabo fundamentalmente obras públicas y de infraestructura que permitieron rápidamente hacer uso de las riquezas del país y aprovechar el talento y espíritu emprendedor de quienes habitaban y llegaban a nuestras tierras”, subrayó.
El titular del COPIT definió que “la ingeniería es el saber aplicar los conocimientos científicos a la invención, perfeccionamiento, desarrollo ó utilización de la técnica en cualquiera de sus determinaciones, para la resolución de problemas que afectan directamente a los seres humanos en su actividad cotidiana. Esta aplicación se caracteriza por utilizar el ingenio de una manera pragmática y ágil puesto que una actividad de ingeniería, por lo general, está limitada a un tiempo y recursos dados por el proyecto”, resaltó.
Además, sostuvo que “la ingeniería es la transformación de la idea en realidad y está intrínsecamente ligada al ser humano desde sus orígenes, aunque como campo de conocimiento específico debemos ubicarla en el período histórico de la revolución industrial y constituye hoy día uno de los pilares de desarrollo de las modernas sociedades”.
Costa dijo que hoy la ingeniería depende como nunca de actividades diversas, recordando que “el desarrollo emprende caminos alternativos y es valorado o a veces sobrevaluado por la industria de servicios, la utilización masiva de aparatos electrónicos y las comunicaciones vertiginosas por satélites y cable de fibra óptica que transmiten en silencio enormes caudales de información”.
Frente a esto, advirtió que “los nuevos ingenieros no deben dejarse seducir totalmente por el frenesí del bit, ignorando cuestiones de base que les conciernen de antemano, como la construcción de plantas industriales y de infraestructura vial, Centrales Nucleares, que en nuestro caso, el país exige para su crecimiento”.
Costa consideró que “para definir con propiedad a quién merece el nombre de ingeniero en estos tiempos, seria aconsejable volver a la raíz ingeniun de la palabra ingenio, que indica ‘inspiración y talento’. Los ingenieros tienen que ser capaces de contribuir a la introducción armoniosa y plena de las nuevas tecnologías, previniendo fragmentaciones que perjudiquen un estilo de vida saludable”, argumentó..
Por otro lado, señaló que “cuando un ingeniero satisface la originaria facultad de inspiración y talento en su hacer, el hacer o engendrar con arte e imaginación que lo define, no se demora en abstracciones, lleva adelante proyectos que tienen comienzo y fin. Por supuesto que esto implica un saber y un querer, condición sine qua non de la acción”, acotó.
El ingeniero Costa manifestó que la actual conducción del COPIT “quiere ser coordinadora de esa acción, por lo que hacemos un llamado a todos los profesionales que por una u otra razón no nos están acompañando en este momento histórico, que se acerquen y participen de nuestros proyectos, sumándose a las distintas comisiones técnicas o creando otras nuevas”.
A propósito, recordó que dicha entidad “cuenta en su matricula a profesionales ingenieros y técnicos de cuarenta y siete especialidades distintas, lo cual conforma todo un potencial, que a través de las mismas sirvan de apoyo a nuestro quehacer institucional conformando una fortaleza que a su vez, puesta a disposición de los poderes públicos y a la comunidad toda coadyuven a propiciar los cambios que sean necesarios para llevar a nuestra región a los niveles de excelencia que en otros tiempos supimos liderar”.


Buscar