Por Ing. Eduardo Costa (*)

Debate por la IV y V Central Nuclear en la Argentina (Primera Parte)

Qué es la Energía Nuclear. Análisis, en el ámbito de la Asociación Argentina de Tecnología Nuclear, centrado sobre las tecnologías CANDU y PWR.

 La energía nuclear es la energía que se libera al dividir el núcleo de un átomo (fisión nuclear) o al unir dos átomos para convertirse en un átomo individual (fusión nuclear). De hecho, nuclear viene de núcleo.
Cuando se produce una de estas dos reacciones físicas (la fisión o la fusión nuclear) los átomos experimentan una ligera pérdida de masa. Esta masa que se pierde se convierte en una gran cantidad de energía calórica como descubrió Albert Einstein con su famosa ecuación E=mc2.
Sin embargo, a menudo, cuando hablamos de energía nuclear nos referimos a generación de energía eléctrica utilizando reacciones nucleares.
Hay que tener presente que aunque la producción de energía eléctrica sea la utilidad más habitual, la energía nuclear se puede aplicar en muchos otros sectores, como en aplicaciones médicas, medioambientales y en conservación de alimentos.

Análisis centrado sobre las
tecnologías CANDU Y PWR

El 4 de Octubre de 2011 se desarrolló un encuentro organizado por la Asoc. Argentina de Tecnología Nuclear (AATN) en el que destacados especialistas analizaron las tecnologías posibles para las nuevas centrales nucleoeléctricas planificada en el plan nuclear argentino.
El Dr. Jaime Pahissa Campá, presidente de la AATN, ofició de coordinador, y dejó entrever su satisfacción profesional frente al hecho de estar presenciando un renacer nuclear.
El debate se instaló sobre las tecnologías CANDU "CANadian Deuteriun Uranium" y PWR "Pressurized Water Reactor".
Los reactores se clasifican de acuerdo a la sustancia que utilice como moderador y refrigerante. El reactor PWR, es un tipo de reactor nuclear que usa agua como refrigerante y moderador de neutrones y uranio enriquecido como combustible. En cambio el reactor PHWR utiliza uranio natural como combustible lo cual requiere de agua pesada como moderador. Sobre los 435 reactores de potencia en operación a Septiembre de 2011, la mayoría pertenecen a las tecnologías PWR, como puede observarse en el cuadro 1, como así también las potencias instaladas y cantidades de reactores en operación en el mundo.
La tecnología PWR es la más común, tanto en reactores en construcción en el mundo y los que están en operación, le sigue la tecnología BWR y luego la PHWR que fue elegida por Argentina hasta la fecha, si bien bajo tecnología de distinto origen, alemana para Atucha I y Atucha II y canadiense para Embalse. Atucha I fue construida sobre tecnología alemana basada en el reactor MZFR de ese pais y Atucha II fue diseñada sobre centrales alemanas en operación. En cambio, la Central Nuclear Embalse si bien es también de tipo PHWR es de desarrollo canadiense, denominada CANDU.
El Dr. Roberto Corcuera., sostuvo que el mejor diseño para la IV central es el "Enhanced CANDU-6" ya que "Argentina tiene acumulado un conjunto de experiencias y capacidades de gran diversidad y valor, aplicables a esta tecnología" y que un modelo CANDU le permitiría al país lograr la participación más alta a conseguir, en la actualidad en un proyecto de estas características, y que el destacado desempeño en Embalse Rio Tercero es un factor a su favor.
No obstante, sugirió conveniente la tecnología "PWR" para la V central, acompañando el desarrollo de la línea de diseño nacional CAREM. Concluyendo "La senda de la tecnología CANDU muestra el camino más rápido para reiniciar nuevos proyectos nucleares, y hay que aprovecharlos. El proyecto de construir una central nuclear significa, puestos de trabajo calificados y perfeccionamiento de nuestras capacidades industriales. "En el corto plazo, y en particular si se planteara una PWR para la cuarta central, el panorama sería menos beneficioso para el país, porque la 1ª unidad implicaría empezar desde bastante más abajo. No obstante, es previsible, a continuación, un posible crecimiento de la participación total argentina de una unidad a la siguiente, como ya ocurrió con las tres primeras plantas nucleares del país (a agua pesada) Se estima que en la 1ª unidad PWR se podría lograr un 50% de participación, en el mejor de los casos. La diferencia con el CANDU para la IV central es importante en este sentido, pero también respecto a "necesidades externas de las centrales"; mientras que para plantas CANDU, Argentina ya dispone de gran parte de las infraestructuras y capacidades requeridas (como el suministro de elementos Combustibles); en la opción PWR mucho de su equivalente "externo" exige ser desarrollado, como una fábrica de elementos combustibles PWR y a futuro, se necesitaría construir una planta de producción de Uranio Enriquecido.
El Ing. Horacio Huber, Secretario de la AATN, consideró que la opción PWR sería más adecuada siguiendo la tendencia mundial y por ser más apropiada la alternativa de un recipiente de presión que hace que este tipo de plantas sean más estables, frente al CANDU que consta de varios tubos. Además los modelos PWR no necesitan utilizar agua pesada como moderador, ya que funcionan con uranio enriquecido, y que esta tecnología permite alcanzar entre 1000 y 1600 MW de potencia, mientras CANDU solo permite 740 MW.

(*) Presidente del Consejo Provincial de la Ingeniería de Tucumán (COPIT)
 


Buscar